Acceso Clientes contacto@gaviglio.com |  twitter   |    English

Estrés calórico en vacas lecheras



21/12/2015 |
Las altas temperaturas durante el verano, provocan grandes trastornos en las vacas lecheras (T° 38,5°), afectando la producción, como así también la reproducción. La primera se resiente debido al menor consumo de alimentos por parte del animal durante las épocas de fuertes calores, lo que se traduce en una disminución del calor metabólico, como mecanismo regulatorio de su temperatura corporal.

Cuando la vaca se encuentra fuera de la zona de confort (entre 7 y 28 °C, siempre que la H° no supere el 60 %), se producen desequilibrios en el balance energético, y esto determina que la producción de leche y la calidad de la misma caiga.

Con respecto a la reducción de la performance reproductiva durante el verano, esto va asociado a un mayor flujo de sangre desde el interior del organismo, hacia zonas periféricas, para tratar de reducir la temperatura corporal, lo que genera que haya una reducción del flujo hacia órganos fundamentales para la reproducción, tales como útero y ovarios, disminuyendo las probabilidades de que haya una concepción exitosa.

Hay factores que ayudan a mantener la temperatura corporal del animal dentro de los parámetros normales (homeotermia). Estos mecanismos son radiación, convección y conducción, como así también pueden eliminar calor a través de otros dos mecanismos como evaporación y jadeo.

Cuando las condiciones ambientales son desfavorables, es decir temperatura y humedad elevadas, disminuye la cantidad de calor que la vaca puede disipar por todas estas vías, y esta pasa a un estado de hipertermia, con las consecuencias antes mencionadas.


Debido a esto, es importante tomar ciertos recaudos con respecto al manejo del rodeo lechero en el verano:

*El estrés calórico provoca una disminución en el consumo voluntario. Al verse disminuido, se reducen los nutrientes fundamentales para la producción de leche. Por lo tanto, suministrar dietas con altos contenidos de concentrados, mejoran el consumo. Es por eso que es fundamental durante la época estival, recurrir al uso de “Dietas Frías”

*Una dieta fría es aquella que le proporciona a la vaca una buena cantidad de nutrientes para la síntesis, y disminuyen la producción de calor provocado por la fermentación ruminal. Lo que caracteriza a estas dietas es el alto contenido de proteína y grasas By-Pass, fibras altamente digestibles, mayor contenido energético por unidad de volumen y menor degradabilidad de las proteínas

*Tanto el incremento del ritmo respiratorio, como la sudoración de la vaca afectada por el calor, provocan una pérdida excesiva de sodio y potasio, que altera el equilibrio acido-base del organismo, afectando la homeostasis. Por lo tanto es indispensable suministrar estos minerales con algún núcleo
 
*Es muy importante suministrar agua fresca y de buena calidad

*En cuanto a los horarios y forma de suministro del alimento, si alimentamos a las vacas cerca de las 17 hs. logramos que el pico de fermentación sea cerca de las 21 hs, logrando eliminar el calor en un horario más fresco. Además, alimentar a las vacas con más frecuencia, evita grandes consumos que pueden aumentar la fermentación ruminal

*Es fundamental el uso de sombra natural o artificial

*Otro punto a destacar es realizar ventilación y humedecimiento del animal en los corrales de espera durante el ordeño. Esto ayuda a lograr eliminar calor por convección con el uso de ventiladores, y por evaporación, con la ayuda de aspersores                                                                                                                                                               

Como conclusión, los inconvenientes que se generan en esta época, no deben dejarse de lado, y debemos prestar atención a los signos o respuestas que las vacas manifiestan, tanto fisiológicas (aumento de la frecuencia respiratoria, cardíaca, sudoración, jadeo) como etológicas (búsqueda de sombra, dispersión entre animales, cambio en los hábitos alimenticios, mayor consumo de agua, aletargamiento). Una buena sombra, una dieta correcta, y agua fresca y de buena calidad, son medidas básicas que van a ayudar a reducir en gran parte el estrés  por calor.
                                                                                                                                               

Vet. Gastón Karlen





© 2019 - Todos los derechos reservados